Associació de Radioaficionats del BarcelonèsClaude Chappé

Claude Chappe (Brúlon, 25 de diciembre de 1763París, 23 de enero de 1805) fue un inventor francés. En 1792 demostró un sistema práctico de telegrafía óptica que se extendió por toda Francia. Este fue el primer sistema práctico de telecomunicaciones, y puede considerarse a Chappe como el primer magnate de las comunicaciones.

Claude nació en una familia acomodada, nieto de un barón francés. Aunque comenzó una carrera religiosa, perdió su sinecura durante la Revolución francesa. Fue entonces cuando él, junto con sus cuatro hermanos, todos ellos desempleados, decidieron desarrollar un sistema práctico de estaciones telegráficas, una tarea tratada desde la antigüedad, aunque nunca antes realizada con éxito.

Uno de los hermanos de Claude, Ignace Chappe (1760-1829), fue miembro de la Asamblea Legislativa durante la Revolución francesa, hecho que fue decisivo a la hora de que este órgano apoyase la propuesta de construir una línea de París a Lille para transmitir despachos de guerra.

Los hermanos Chappe determinaron experimentalmente que era más fácil ver y distinguir ángulos en una vara que la presencia o ausencia de paneles. El diseño final constaba de un mástil, en cuyo extremo estaba unido por su centro un elemento llamado regulador, a cuyos extremos había dos pequeñas piezas de menor longitud llamados indicadores. El conjunto podía adoptar 196 posiciones útiles. Los brazos, de 3 x 0,3 metros y pintados de negro, estaban contrapesados, de manera que podía manejarse el aparato con sólo dos manijas. Se hicieron experimentos con faroles colocados en los brazos para su uso nocturno, pero demostraron una nula eficacia. Las torres estaban situadas a distancias que oscilaban entre los 12 y los 25 kilómetros, y cada una tenía un telescopio o catalejo apuntando a la torre anterior y posterior de la línea.

En 1792 se enviaron con éxito los primeros mensajes entre París y Lille. En 1794 se informó a París, por vía telegráfica, de la captura de Condé-sur-l'Escaut, (hasta entonces en poder de los austríacos), menos de una hora después del acontecimiento. Rápidamente se construyeron otras líneas, incluida la París-Toulon. El sistema, copiado ampliamente en otros países europeos, fue usado por Napoleón para coordinar el imperio y el ejército.

En 1793 se le concede, en Francia, el primer título mundial de ingeniero telegrafista como reconocimiento a sus trabajos, poner en funcionamiento casi 5000 kilómetros de estaciones repetidoras de signos gráficos y darles el nombre de telégrafo.

En 1805, Claude se suicidó tirándose a un pozo en su hotel de París. En aquellos momentos atravesaba una depresión por enfermedad, y por las demandas ante rivales que habían plagiado su modelo de telégrafo óptico militar.

En 1824 Ignace, su hermano, intentó aumentar el interés en el uso del telégrafo óptico empleándolo para la transmisión de mensajes comerciales a precios asequibles. Sin embargo la comunidad empresarial se resistió a esta propuesta.

En 1846 el gobierno francés se inclinó por un nuevo medio de comunicación, el telégrafo eléctrico. En aquel momento muchos intelectuales advirtieron de la debilidad del nuevo sistema, ya que un cable telegráfico podía sabotearse fácilmente cortándolo.

El telégrafo óptico de Chappe tiene un papel relevante en la obra de Alejandro Dumas El conde de Montecristo, en la que el conde soborna a un operador descontento para que envíe un mensaje falso.

Las antorchas, los espejos, y las señales de humo han sido usados para enviar informaciones codificadas sobre distancias amplias, durante al menos 2,500 años. La primera mejora significativa fue el sistema de telégrafo óptico inventado en Francia por Claude Chappe en 1792. Sistemas similares fueron simultáneamente desarrollados en varios países. Los líderes militares y comerciales exigieron métodos aún más eficientes para enviar información  más compleja  y más rápida. En Suecia, Abraham Edelcrantz diseñó cabinas de señales que fueron construidas en y alrededor de Estocolmo y Gothenberg que comienza en 1794. El sistema completo consistió en aproximadamente 40 torres y podría enviar mensajes sobre el agua a islas cercanas. Los paneles fueron puestos en modelos que indicaron cartas, que podrían ser vistas por el telescopio de la siguiente torre. En 1795 el telégrafo óptico de Lord Murray es utilizado en Inglaterra. Esta tecnología usaba un código de 64 posibles valores. Las placas eran colocadas en dos posiciones, faz o lado.

Claude Chappe equipó torres de brazos mecánicos, cuyas posiciones indicaron números que significaron palabras. Las señales podrían ser vistas por el telescopio y transmitidas de la torre a la torre. Las torres de semáforo eran en general alejadas hasta 32 kilómetros de distancia. Cuando hacía buen tiempo, un  corto mensaje podría viajar de París a la frontera alemana (aproximadamente 350 kilómetros) en aproximadamente diez minutos. En mal tiempo o por la noche, sin embargo, el sistema era prácticamente inútil.

 

 

ARB

Saludo del Presidente

Estatutos

Actividades

Cabalgata de Reyes

Carnaval

Bases de Concursos

Solicitud de ingreso

Datos  Interés ARB

Voluntario sin cuota

Normativa

Exámenes de radioaficionado

Prueba 1ª

Prueba 2ª

Resultados últimos exámenes

Código Q

Obtención Diploma

Legislación vigente

Documentación Telecomunicaciones

Direcc. Telecomunicaciones

Trámites

Convocatoria  y precio Exámenes de Radioaficionado

Solicitud transformación

licencia

Solicitud  indicativo Temporal

Impreso Memoria Técnica

Reglamentación

CNAF

Reglamento de Antenas

Ley de Antenas

Plan de bandas HF

Plan de bandas V-UHF

Listado de repetidores

Mapa de repetidores  VHF/UHF

Mapa de Distritos EA

Radio afición

Software radioaficionado

E.Ham.Net

QRZ.com

Qsl.net

E.QSL

Logbook

Otros

Web Cam Barcelona

Satélites

Hora mundial  

Instituto Nacional de

 Metereologia

Servei Catalá de

Transit          

Ubicación radares

La Nasa en español

Empresas del sector

Otras asociaciones

ELOCUENCIA EN MADERA. Uno de los precursores más importantes del telégrafo eléctrico, fue inventado hacia 1790 . Consistía en una viga cruzada, por brazos movibles, o semáforos, para transmitir mensajes recibidos por un observador armado con un telescopio, procedentes de otra estación a unos kilómetros de distancia. Los brazos podían adoptar 192 posiciones distintas que representaban letras, palabras, frases enteras.